ThisIsMonumentValley

Llevábamos unas horas conduciendo por paisajes áridos y con contrastes de colores anaranjados y rojos, y por fin llegamos a Kayenta, donde teníamos el motel. Llegamos, realizamos el check-in,  dejamos las maletas y nos fuimos a buscar un sitio donde comer porque estábamos hambrientos. Encontramos la cadena Sonic que es un rollo McDonalds, pero se pide desde el coche y se toma o en el mismo coche o  una vez realizado el pedido, dejas el coche aparcado y te lo sirven.

Debido a la calor, decidimos bajarnos del coche  y comernos las hamburguesas en el mismo establecimiento junto con otras familias que bajaban de sus caravanas y pillaban alguna hamburguesa para comer y nos comentaban que les encantaba el coche (Y a nosotros!!.. ojalá fuera nuestro!!)

Tras la comida, dejamos una lavadora puesta y mientras nos pegamos un baño en la piscina climatizada del motel.

Nos quedamos bien fresquitos, recogimos la ropa limpia lavada y secada por unos 2$ (y detergente por 1$ más)  y cogimos el coche en busca del deseado roadtrip por Monument Valley.

El paisaje y las carreteras hacia el lugar, son realmente una pasada, parece un escenario de película, mola mucho ver a lo lejos las altas mesetas, perfectamente cortadas, con su marrón rojizo muy intenso y el suelo, con vegetación muy verde, hace contraste con la arena muy roja y la gran extensión de millas y millas,  sin nada más que una carretera larga, poco tráfico y al fondo nubes que amenazan una tormenta... ÉPICO!

de camino a Monument valley

Una vez que llegamos a la entrada, pagamos nuestros 20$ por vehículo y accedimos al recinto.

Nosotros decidimos realizar la ruta por nuestra cuenta, con el mustang cabrio descapotado, recorrimos la carretera panorámica Valley Drive, de 13 millas, pasando por las mesetas y contemplando el paisaje que es brutal desde sus diversos miradores, realizando paradas varias para fotografiar cada rincón, y en un par de horas lo tienes visto tranquilamente.

 

Consejos:

-No tuvimos ningún problema al recorrerlo con nuestro coche, ya que hacia un par de meses, habían arreglado los distintos baches y circulando con tranquilidad pudimos llegar a cada lado que quisimos.

-Párate en cualquier punto, fotografía y contempla las distintas panorámicas de las mesetas y el paisaje.

 

-No te pierdas contemplar el atardecer (y mejor si lo combinas con un picnic) y/o el amanecer desde el Hotel The View o en sus alrededores, por sino consigues habitación en el mismo...

-Si recorres el lugar con tu coche, lleva música épica que te chifle, y ponla a todo volumen y deja volar tu imaginación, será ALUCINANTE!

 

-Puedes realizar la ruta de senderismo Wildcat Trail, por tu cuenta, es un camino de casi 4 millas que lleva alrededor de West Mitten Butte.

-Puedes realizar otras actividades como rutas a caballo o rutas con 4x4 guiadas por carreteras secundarias para descubrir zonas menos conocidas del parque, contratando servicios de los indios navajos.

Nosotros visitamos MV por la tarde, entre las 17.30h-18h hasta las 20h, la luz de esas horas es genial para hacer fotazas!

Tras el recorrido, nos sentamos y contemplanos el atardecer, grabando en nuestras retinas y en nuestro cerebro cada formación, color, olor, sensación...

Para nosotros, Monument Valley es un imprescindible de la roadtrip de la West Coast!

Volvimos a Kayenta, compramos la cena y bebida para la nevera portátil y volvimos al hotel para descansar, teníamos que tomar fuerzas para ir a Page, tocaba Lower Antelope Canyon y Horseshoe Bend.

 Monument valley

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.